cálculos urinarios
21 Mar

Cirugía de cálculos urinarios en perro

La aparición de cálculos urinarios o “piedras” en las vías urinarias es un problema que vemos con relativa frecuencia en nuestra clínica diaria. Esto se produce cuando la orina está sobresaturada con sales que precipitan en cristalitos pequeños, y estos a su vez pueden agregarse formando cálculos más grandes.

Por qué aparecen cristales o cálculos en la vejiga de la orina

La aparición de cálculos urinarios (urolitos) están muy relacionados con el pH urinario (cada tipo de cálculo se forma a un pH determinado) y la presencia de infecciones urinarias concomitantes.

Tipos de cálculos urinarios en perros y gatos

Hay muchos tipos de cálculos urinarios, pero los de estruvita, oxalato cálcico y urato son los más frecuentes:

  • Los de estruvita o fosfato amónico magnésico son los más frecuentes. Estos se pueden encontrar con una orina no infectada o pueden estar inducidos por una infección, generalmente por gérmenes productores de ureasa (Staphilococos, Streptococos).Son los más frecuentes en animales jóvenes.
  • Los de oxalato son algo menos frecuentes en perros (no así en gatos, donde suponen el 90% de los nefrolitos). Son más densos que los anteriores.
  • Los cálculos de urato son mucho menos frecuentes. Afectan sobre todo a animales jóvenes y son radiotransparentes (necesitaremos una ecografía para diagnosticarlos).

Qué le pasa a mi mascota cuando tiene cálculos

Si la presencia de cálculos no impide que orine con normalidad veremos infecciones de orina recurrente, a veces acompañadas de sangrado. Intentos frecuentes de orinar, olor de la orina más fuerte, micción en zonas no habituales.

Todo esto cambia si algún cálculo obstruye la uretra; entonces el cuadro es mucho más grave. Veremos intentos improductivos de orinar, letargia, anorexia, vómitos, dolor abdominal. Esta situación supondría una urgencia veterinaria

Cómo diagnosticamos la presencia de cálculos en las vías urinarias

En primer lugar el dueño suele notar problemas de micción de su mascota. En base a esto la realización de una radiografía y ecografía suelen confirmar y localizar perfectamente los cálculos.

Cómo tratamos a un paciente con cálculos urinarios

En base a la localización de los cálculos se plantea una estrategia para retirarlos. Si son cálculos muy pequeños y nuestra mascota a tratar es una hembra (tiene la uretra más corta y ancha) podemos intentar disolver los cálculos con manejo médico y dietético.

Si valoramos que la presencia de esos cálculos nos está dañando las vías urinarias o suponen un riesgo elevado de producir problemas se recomienda retirarlos quirúrgicamente.

A continuación, un vídeo de una intervención quirúrgica de cálculos urinarios.

especies-veterinarios