conjuntivitis bacteriana perro
02 Jun

Conjuntivitis en perros y gatos

La inflamación de la conjuntiva es una de las causas más frecuentes de atención oftalmológica en nuestro centro. La conjuntiva suele responder de una manera rápida a agresiones al globo ocular.

¿Qué es una conjuntivitis?

La conjuntiva es una membrana que cubre la parte interna de los párpados, del tercer párpado y parte de la esclera.  Esta membrana es la más expuesta del organismo, y responde de una manera rápida a agresiones del ojo, generando una respuesta de protección sobre el mismo.

Por tanto, se trata de una inflamación de la conjuntiva.

¿Por qué se producen las conjuntivitis?

Hay una gran variedad de factores que pueden desencadenar una conjuntivitis:

Bacterias: De manera primaria o secundaria hay bacterias que pueden generarnos conjuntivitis. Los estreptococos y estafilococos suelen ser los agentes más frecuentemente aislados.

Clamidias y micoplasmas: producen conjuntivitis muy fuertes (quemosis). Necesitan de tratamientos bastante intensivos y específicos.

conjuntivitis por clamidia en gato

Virus:  Hay ciertos virus en perros (virus del moquillo, herpesvirus, adenovirus y parainfluenza) que pueden causar conjuntivitis. En gatos son muy frecuentes las infecciones víricas que producen conjuntivitis debidas a herpesvirus. En estos casos necesitamos tratamientos antivirales específicos para combatir este proceso.

Hongos: son poco frecuentes en animales de compañía. Sobre todo están producidas por hongos y aspergilos.

Parásitos: es muy frecuente en la zona Mediterránea la aparición de conjuntivitis relacionadas con Leishmania, Ehrlichia, Rickettsia. Es por esto que recomendamos la utilización de métodos preventivos contra garrapatas y mosquitos así como la utilización de métodos vacunales o estimulantes del sistema inmunitario contra la leishmaniosis.

Causas inmunomediadas: existen desórdenes inmunitarios que producen una respuesta de la conjuntiva muy exajerada. El tratamiento en estos casos incluye muchas veces inmunomoduladores.

Tóxicos que tomen contacto con los ojos

Ojo “seco” : la falta de producción de lágrima  produce entre otras cosas inflamación conjuntival crónica.

Alergias: la exposición a ciertos alergenos en perros produce conjuntivitis que suele ser estacional y crónica.

Traumatismos o fricciones oculares

Neoplasias: la conjuntiva es susceptible de afectarse por ciertos tumores.

Conjuntivitis lipogranulomatosas en gatos

¿Cómo diagnosticamos una conjuntivitis?

La exploración clínica es fundamental. Siempre intentamos en un primer momento establecer con el dueño las causas más probables que han producido esta enfermedad. La realización de una serie de pruebas de manera metódica (exploración con lámpara de hendidura, test de medición de la producción de lágrima, tonometría…) son fundamentales. Muchas veces requerimos de pruebas más específicas, como cultivos, citologías o biopsias conjuntivales.

citobrush para diagnóstico de conjuntivitis

Tratamiento

Como hemos explicado hay una serie de causas que pueden producir esta patología en animales de compañía. Es por esto que el tratamiento va a depender mucho de la causa que produzca esta inflamación conjuntival. El uso de antiinflamatorios tópicos suele ser bastante habitual

Especialista Titulado en Oftalmología, Traumatología y Cirugía Veterinaria

Sergio Calvet