ansiedad por separación en los perros
06 Dic

Consejos para manejar la ansiedad por separación en los perros

  • 178

Se define la ansiedad por separación como aquel conjunto de conductas que pone de manifiesto un perro al ser incapaz de gestionar el quedarse solo en casa. Es un problema que sucede con cierta frecuencia.

Se trata de aquellos casos en los que el perro no está tranquilo solo en casa o en ausencia de sus dueños, y en consecuencia ladra, molesta al vecindario, rompe objetos o hace sus necesidades dentro de la vivienda.

Qué es la ansiedad por separación en los perros

Es un trastorno de conducta que estudia la etología clínica canina. Se considera que afecta al 14% de los perros que viven en Estados Unidos. En España se estima que este problema representa el 15% de los problemas de comportamiento que atienden los veterinarios y alrededor del 30-40% de los que atienden los especialistas en comportamiento canino.

El trastorno afecta de forma grave al bienestar del animal y a la relación y al lazo afectivo que mantiene con sus propietarios, dos problemas que preocupan de forma especial a sus dueños. No existen estadísticas al respecto pero se cree que muchos de los abandonos que se producen en nuestro país tienen su raíz en este trastorno.

Causas de la ansiedad por separación en los perros

No existe una opinión unánime en torno a las causas, pero hay que tener en cuenta que para los perros, animales sociales, el grupo tiene una función de supervivencia. Para los perros domésticos el grupo es la familia humana.

Perros y humanos llevan conviviendo miles de años y se considera probado que han desarrollado lazos de apego con los seres humanos, lo cual los ha hecho más dependientes.

Síntomas de la ansiedad por separación en los perros

Los síntomas principales de un trastorno de ansiedad por separación son:

  • Ladridos, aullidos y lloros continuados cuando sus dueños se marchan.
  • Destrozar objetos, sobre todo cerca de la puerta y zonas de entrada y salida. Puede llegar a destrozar puertas y ventanas e incluso llegar a lesionarse. No busca vengarse de nadie, como a veces se interpreta, sino que lo hace como expresión de un estado de ansiedad que no puede controlar.
  • Hacer sus necesidades dentro de la casa, aunque ya haya salido a pasear.

Existen también una serie de síntomas secundarios que pueden estar asociados a este trastorno, entre los que se incluyen: inapetencia en ausencia del propietario, sudoración hiperventilación, diarreas, vómitos, señales de depresión, apatía…

Unos consejos para manejar la ansiedad por separación

  • Un buen paseo con la mascota antes de irnos de casa: después es conveniente recompensarlo con comida y agua con el fin de que quede en reposo, lo más relajado y silencioso que sea posible.
  • No dar importancia a nuestras salidas ni llegadas: no hacer despedidas ni aspavientos, saludos ni alardes, no prestarle mucha atención cuando se llega a casa, para darle la mínima importancia posible.
  • Despedirse del perro mucho antes de salir: si necesitas despedirte no lo hagas en el momento de salir; sino un buen rato antes.
  • Calma y firmeza: eliminar sentimientos de culpa, nervios… cuanto más calmado y tranquilo esté el líder menos ansiedad transmitirá a su mascota.
  • Incrementar progresivamente el tiempo en soledad del perro: comenzar dejándolo solo cinco minutos, luego veinte minutos, una hora, etc.

especies-veterinarios