03 Mar

Displasia de cadera

La displasia de cadera es una enfermedad que afecta al desarrollo de la misma, asociada a la laxitud articular, que provoca a su vez una artrosis. Al nacer, esta articulación es normal pero ya empieza a evidenciarse laxitud articular a las pocas semanas de vida, debido a una relación de crecimiento de hueso-músculo desproporcionada. Normalmente suele ser bilateral.

Causas

Las causas de la displasia de cadera son variadas, pero sobre todo afecta la herencia genética (hay razas claramente predispuestas, como Pastor Alemán, Rotweiler, Mastín Español, Labrador Retriever), la alimentación (dietas muy energéticas durante el desarrollo), y factores del propio animal como la obesidad.

Síntomas de la displasia de cadera

Esto produce una cojera uni o bilateral, de manera crónica o a veces aguda (por algún sobreesfuerzo), reticencia a correr y saltar. A nivel clínico vemos dolor a la hiperextensión de la articulación. En casos ya avanzados produce atrofia muscular y postración severa.

radiografia_displasia_de_cadera

Radiografía con displasia bilateral muy avanzada

Diagnóstico

El diagnóstico clínico es muy intuitivo, pero aun así es fundamental realizar un buen estudio radiográfico donde podemos valorar y cuantificar el grado de afectación de la cadera. Este estudio lo realizaremos con sedación profunda para posicionar bien al paciente. Radiográficamente valoraremos el ángulo de Norberg y el borde acetabular dorsal (DAR). En cachorros podemos utilizar el método de compresión-distracción para diagnóstico precoz de la enfermedad.

displasia de cadera

Radiografía de dadera donde valoramos el ángulo de Norberg

Tratamiento de la displasia de cadera

El tratamiento de la enfermedad puede ser:

Conservador: control de peso en animales obesos, fisioterapia (hidroterapia), analgésicos (cuando hay dolor) y condroprotectores para proteger el cartílago articular.

Quirúrgico: hay diferentes opciones quirúrgicas dependiendo de la edad y la gravedad de la displasia. Destacamos la triple osteotomía pélvica (TPO), Osteotomía doble de cadara (DPO), Simfisiodesis púbica juvenil (JPS), prótesis total de cadera ó artroplastia de cadera en perros de peso reducido.

Como resumen comentar que el diagnóstico precoz de la enfermedad es fundamental; es recomendable realizar radiografías de cadera a razas más susceptibles a los 5-7 meses de edad. La alimentación en los primeros meses de vida es fundamental para asegurar un buen desarrollo osteomuscular.

 

 

especies-veterinarios