13 Mar

Displasia folicular

La displasia folicular es una enfermedad de la piel que produce falta de pelo (alopecia) causadas por alteraciones en la en la estructura del folículo piloso (donde nace el pelo).

Actualmente no se conoce la causa, pero si se sabe que es una enfermedad hereditaria ,y por este motivo los perros que la padecen NO deberían utilizarse como reproductores.

Dos tipos de displasia folicular

1.-  Displasia folicular independiente del color del manto (pelo)

Afectan principalmente a razas nórdicas y la falta de pelo se suele observar en animales jóvenes.

2.- Displasias foliculares asociadas al color del manto

2a.- Displasias foliculares en mantos diluidos (grises, chocolates…)

2b.- Displasias foliculares de pelo negro

Estas dos últimas se observan sobre todo en animales jóvenes (3 meses hasta 4 años)  con pérdida de pelo difuso en la zona de cuello y tronco.

La padecen muy habitualmente razas como Pinscher o ratoneros, pero también otras razas pueden verse afectadas.

Toby

Toby: Mestizo de pinscher de año y medio.

Duke

Duke: Pinscher de un añito.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El propietario suele acudir al veterinario por que su perrito ha perdido densidad de pelo en algunas zonas y en algunos casos observa presencia de granitos o costras en la zona.

alopecia Toby

Patrón de distribución de la alopecia en Toby

alopecia en Duke

Patrón de distribución de la alopecia en Duke

Diagnóstico

La realización de un tricograma (examen de pelo al microscopio) nos suele aproximar mucho al diagnóstico, ya que los pelos de los animales que padecen esta enfermedad presentan una distribución anormal y no homogénea de la melanina (pigmento que da color al pelo) formando agrupaciones de melanina, llamadas macromelanosomas.

macromelanosomas

En cualquier caso para llegar al diagnóstico definitivo del proceso, deberemos realizar una biopsia de la zona y un posterior estudio de la muestras por patólogos expertos que nos confirmen definitivamente nuestra sospecha.

distribución anormal de la melanina

Imagen de la muestra analizada por patólogos que confirma la distribución anormal de la melanina

Se trata de una enfermedad crónica (para siempre), y los animales que la sufren presentan una mayor probabilidad de padecer infecciones de piel.

Por ello su cuidado deberá ser mucho más estricto: el empleo de champús adecuados, dietas específicas para el cuidado de piel y pelo, así como el uso de complejos vitamínicos, nos ayudará a reducir la frecuencia de aparición de dermatitis.

El tratamiento deberá realizarse de forma continuada y de por vida, y no en todos los casos asegura la recuperación completa del pelo.

especies-veterinarios