Convenio Europeo sobre Protección de Animales de Compañía
04 Abr

Entra en vigor en España el Convenio Europeo sobre Protección de Animales de Compañía

  • 452

El pasado 1 de febrero de 2018 entró en vigor en España la normativa del Convenio Europeo sobre Protección de Animales de Compañía.

Te contamos en qué consiste este Convenio y por qué es especialmente importante para quienes conviven con una mascota y la tienen que llevar al veterinario.

Convenio Europeo sobre Protección de Animales de Compañía

Este Convenio Europeo sobre Protección de Animales de Compañía es un conjunto de normas aprobadas por Estrasburgo en 1987 y que están vigentes en 23 países del continente.

En España, lamentablemente, no se había aprobado todavía su aplicación en el territorio, pero el pasado 11 de octubre de 2017 el Boletín Oficial del Estado (BOE) por fin lo incluyó. Algo más de 30 años después, por fin ha entrado en vigor.

La importancia que tiene, tal y como algunas instituciones en defensa de los animales han promulgado, se basa en la consideración de los animales con más derechos y un cuidado más respetuoso respecto a su tenencia y atención veterinaria.

Convenio Europeo sobre Protección de Animales de Compañía: Estética de los animales

Protección sobre la estética de los animales

Aunque el Convenio Europeo sobre Protección de Animales de Compañía tiene muchas normas importantes con respecto a la salud de las especies animales, han sido las relativas a la estética de las mascotas las que más han llamado la atención.

En concreto se prohíbe cortar el rabo, las orejas, actuar sobre las cuerdas vocales del animal o incluso extirpar uñas y dientes únicamente por motivos estéticos. Solo son planteados como una opción por motivos de salud.

De hecho, los animales ya no pueden ser ni objeto de premio en concursos, pues no se pueden regalar como gratificación en ningún evento, ni mucho menos constituir el objetivo de los ganadores en cualquier tipo de participación deportiva o social.

El papel del veterinario

El tratamiento de la salud del animal es el aspecto más importante de este Convenio. Desde ahora en España no se puede realizar ninguna intervención a un animal sin anestesia, en caso de que pueda sufrir dolor. Además, esta anestesia solo pueden administrarla veterinarios profesionales cualificados.

Si la anestesia no es necesaria, tampoco se permite que cualquier persona intervenga a un animal. Es necesario que sea alguien competente en cada especialidad, según indique la legislación nacional.

Prohibido sacrificar animales por cualquier persona

Prohibido sacrificar animales por cualquier persona

Finalmente, el Convenio Europeo sobre Protección de Animales de Compañía prohíbe de forma tajante el sacrificio animal. Solo podrá ser realizado por un veterinario o persona competente, obviamente por motivos de salud.

La ley solo identifica como situación excepcional aquellos casos en los que por urgencia se pueda poner fin al sufrimiento del animal, siempre que no se pueda contar de forma rápida con un veterinario.

Los sacrificios programados se realizarán mediante anestesia general profunda y, a continuación, mediante el tratamiento que considere el veterinario para garantizar un proceso completamente efectivo.

Esta norma en concreto actúa contra la práctica, por suerte cada vez menos frecuente, de sacrificar animales por asfixia, ahogamiento, drogas o incluso electrocución y sin previa pérdida del conocimiento. Ahora se intenta que este proceso sea indoloro y no le afecte psicológicamente al animal.

El Convenio Europeo sobre el cuidado del animal

El Convenio Europeo sobre el cuidado del animal

Otro aspecto importante que se ha incluido en el Convenio Europeo sobre Protección de Animales de Compañía es el relativo al cuidado del animal.

En primer lugar, se promueve el control poblacional de los animales vagabundos (perros y gatos). Además, se motiva el adiestramiento realizado solo por personas cualificadas y con experiencia, que de forma general no se regale animales a menores de 16 años y, a nivel global, ciertas normas de sentido común en la custodia, la cría y el bienestar de los animales.

España ha tardado 30 años en poner en vigor este conjunto de normas. Pero celebramos que, aunque algo tarde, al fin se haya aplicado. Esperamos que con ella mejoremos la convivencia con nuestras preciadas mascotas.

especies-veterinarios