Hurones

Hurones

DESPARASITACIÓN INTERNA

HuronesLa desparasitación interna mantiene a su mascota libre de parásitos internos que podrían transmitirse a las personas. La primera desparasitación de su hurón debe realizarse tan pronto se adquiera el animal, normalmente al tercer mes de vida. Aunque en el lugar de procedencia nos digan que está desparasitado, si la información no está reflejada en el pasaporte no es fiable, por lo que es algo que debemos realizar en cuanto el animal entre en casa.

Este tipo de desparasitación se lleva a cabo mediante pipetas antiparasitarias que deben ponerse cada mes.

Las enfermedades parasitarias más comunes son:

  • Ácaros de la sarna
  • Gusanos del corazón
  • Gusanos gastrointestinales: oxiuros, tenias, coccidios…

VACUNACIÓN

La vacunación en hurones va encaminada a prevenir 2 enfermedades:

  • El moquillo canino: los hurones son susceptibles a la infección por este virus que se transmite por el aire y mediante el contacto directo entre animales infectados.
  • Rabia: es una grave enfermedad que también puede afectar a nuestro hurón, además es obligatorio por ley si vamos a viajar con él, ya que puede ser portador de esta enfermedad y transmitirla a perros y gatos.

DESPARASITACIÓN EXTERNA

En el caso de los hurones al desparasitar internamente estamos cubriendo también la desparasitación externa frente a pulgas.

ALIMENTACIÓN

La alimentación de los hurones debe estar compuesta por:

  • fuentes de proteína, principalmente de proteína animal de buena calidad, que debe constituir el 30-40% de su dieta.
  • bajas cantidades de carbohidratos
  • fibra: no más del 3%
  • la grasa debe suponer el 18-20% de su dieta: debe de proceder de aves de corral, no de carne de vaca o sin especificar.
  • Debe contener el aminoácido taurina, que es esencial para la visión y el buen funcionamiento del corazón.
  • No debe de contener maíz entre los 3 primeros ingredientes.
  • Evitar los piensos con proteína de pescado, ya que hacen que las heces huelan más fuerte.

MANEJO

  • Es aconsejable acostumbrar a nuestra mascota al contacto con las personas, con el fin de que cuando sea adulto sea dócil y sociable.
  • Controlar el crecimiento de las uñas porque si no las desgastan les crecerán demasiado y pueden ocasionar problemas al andar, además de que nos pueden arañar.
  • Es posible enseñar a nuestro animal, a realizar las deposiciones en un lugar concreto de la jaula. Probad a poner los pellets de serrín en una bandeja con rejilla, para evitar que se humedezca las extremidades. El uso de trapos, toallas u otros tejidos está totalmente desaconsejado, ya que existe el riesgo de que los ingieran.
  • Intentad no dejarlos sueltos por habitaciones donde tengan acceso a cables
  • Son unos animales muy activos, procurad proporcionarles jaulas con entretenimiento, por ejemplo con túneles intercomunicados para que puedan explorar.

EL OLOR DEL HURÓN

HuronesSe suele decir que la causa del mal olor en los hurones son las glándulas anales y que si se quitan se soluciona el problema, pero esto no es completamente cierto, NO son las únicas causantes del mal olor.

El olor característico de los hurones proviene de una serie de glándulas sebáceas, que se distribuyen por todo el cuerpo y que producen una sustancia oleosa de olor desagradable. La finalidad de esta sustancia no es otra que la de identificar a cada hurón frente a otros miembros de su misma especie. Cada hurón tiene su olor característico que otros hurones pueden distinguir.

Las glándulas anales tienen la función de facilitar la salida de las heces, fluidificándolas, así como también participan en el proceso de reconocimiento entre animales de la misma especie. Los hurones, igual que otros carnívoros, vacían estas glándulas ante situaciones de estrés y para reconocerse con otros hurones. Si se extirpan las glándulas anales, ese olor puntual puede reducirse, pero no eliminarse por completo, ya que existen otro tipo de glándulas distribuidas por todo el cuerpo que también emiten este tipo de olor desagradable.

CAPAS ACEPTADAS POR LA AFA (Asociación Americana del Hurón)

  • Albino: Cubierta Blanca con ojos rojos
  • Blanco: Cubierta Blanca con ojos oscuros
  • Guantes Plateados: Cubierta Blanco marronácea y extremos de los miembros blancos.
  • Azabache: Cubierta blanco marronácea.

Variaciones: Plata, Chocolate, Siamés, Panda, Sable de Setland.

REPRODUCCIÓN DE LOS HURONES

La reproducción en los hurones es totalmente diferente a la de perros y gatos, ya que los hurones pueden enfermar, si no se aparean.  Las hembras vuelven a salir en celo dos semanas después de destetar los cachorros.

El FOTOPERIODO, es decir la variación en la duración de las horas de luz-oscuridad, controla la respuesta hormonal que determina la monta. La hormona MELATONINA, se implica en la actividad sexual en primavera-verano, y se reduce, cuando finaliza el ciclo sexual del hurón, en otoño invierno, cuando  los días decrecen.

Exponer a los hurones a más de 12 horas de oscuridad, mantiene alta la síntesis de melatonina en la gl. Pineal. El resultado es la supresión de GnRH, y  la inhibición de la pituitaria y por tanto, de la síntesis de LH, con lo que termina la época de celo (los hurones adquieren la capa de otoño  y engordan).

El hurón macho madura a los 6 meses de edad, y con la llegada de la madurez sexual, aumenta el tamaño de los testículos, que, además se ve incrementado durante la época de celo de la hembra. Una vez termina la época de celo, también los testículos reducen su tamaño. La hembra requiere al menos, 14 horas de luz (de las 24h), para entrar en periodo de celo.

 

Los SIGNOS DE CELO:

En la hembra: Aumento de la vulva, alcanzado el máximo tamaño cuando es receptiva a la monta. Al ser de ovulación inducida (ovulan cuando las monta el macho) se aumentan las posibilidades de gestación. Son poliéstricas estacionales y se mantendrán en celo hasta que las monten los machos.


COMPORTAMIENTO DEL MACHO EN LA ESTACIÓN REPRODUCTIVA

Los machos pueden mantenerse juntos fuera de la época reproductiva, pero durante la misma, suelen producirse luchas por la dominancia.

Suelen perseguir a la hembra olfateándola y marcan su territorio con la orina (posee un componente con 2-metilquinolona, único en la orina de los hurones machos. Lo que hace pensar que puede desempeñar una función de marcaje sexual y reconocimiento individual.


COMPORTAMIENTO DE LA HEMBRA EN LA ESTACIÓN REPRODUCTIVA

En las hembras, la estimulación luminosa, aumentará la síntesis de estrógenos y producirá un agrandamiento de la vulva. Ellas olfatearán las glándulas anales de los machos. Pero sólo se dejarán montar cuando estén en celo (en ese momento se detectan estrógenos en la orina).


CONDUCTA DURANTE LA MONTA

La monta suele ser un momento de tensión entre ambos individuos. El macho  retiene a la  hembra mordiéndole el cuello, hasta finalizada la copulación suelen estar tranquilas.

El mejor momento para la monta es dos semanas después de que la vulva comience a aumentar de tamaño.

Es de vital importancia tocar y manejar a la hembra durante la monta y la gestación, ya que así, se habituará al contacto con nosotros, y nos permitirá ayudarla durante  la gestación y  el parto, y si fuera preciso, atender a los cachorros.

La hembra y el macho deberían estar juntos, al menos, durante 24 h, y deberíamos observar como mínimo, dos montas. Pueden permanecer unidos de media hora a una hora, durante este tiempo no deben separarse.

Ambos deberán permanecer separados durante la gestación.


GESTACIÓN

La gestación dura 42 días desde la monta y la camada suele ser de ocho cachorros. El destete debe realizarse a los 42 días del parto.