15 May

La importancia de prevenir la hipertensión felina

  • 744

Según determinados estudios 1 de cada 6 gatos mayores de 7 años sufre de hipertensión arterial. Sin embargo, los mismos estudios reflejan que el 74% de los propietarios nunca ha oído hablar de la hipertensión felina, con lo extendida y lo popular que es esta enfermedad crónica entre los seres humanos.

El próximo 17 de mayo se celebra el Día de la Hipertensión arterial, siendo ya este mes de mayo considerado por los profesionales de la salud como el mes de la medida de la hipertensión. Por este motivo consideramos interesante poner nuestro granito de arena para concienciar a los propietarios acerca de la importancia de prevenir la hipertensión felina.

La hipertensión felina puede pasar inadvertida durante mucho tiempo, por eso se conoce a esta enfermedad como “el asesino silencioso”.

Síntomas de la hipertensión felina

  • Cambios de comportamiento (alimentario, uso del cajón de arena…)
  • Depresión
  • Hiperactividad
  • Pérdida de peso
  • Parpadeos más frecuentes, molestias ante la luz.
  • Pérdida de visión.

Consecuencias de la hipertensión felina

Si esta enfermedad no se trata puede tener graves consecuencias. Por ejemplo:

  • Lesiones oculares y pérdida de visión: puede causar hemorragias intraoculares e inflamación y desprendimiento de retina que en ocasiones puede llevar a la pérdida total de visión.
  • Lesiones cerebrales: puede producir daños en el cerebro y el sistema nervioso con la aparición de síntomas neurológicos como pueden ser el andar tambaleante.
  • Lesiones cardiacas: el corazón es uno de los órganos que se ven más perjudicados por la hipertensión felina, que dificulta el riego sanguíneo y puede ser la causa de un paro cardíaco.
  • Insuficiencia renal: la hipertensión arterial en gatos se vincula con la enfermedad renal crónica, como factor desencadenante o influyente en su desarrollo. Se calcula que 1 de cada 3 gatos que padece una enfermedad renal crónica tiene también hipertensión.

Antes de seguir leyendo, aquí tenéis un vídeo sobre esta enfermedad:

El diagnóstico temprano, clave para el control de la hipertensión felina

Un diagnóstico temprano es fundamental para poder controlar la hipertensión felina y que el veterinario pueda establecer el tratamiento más indicado. Pero para ello es necesario que los propietarios de gatos mayores se sensibilicen con este problema y asuman una rutina que incluya el control veterinario que implica tomar con regularidad (al menos una vez al año) la tensión arterial de su mascota.

Existe un problema añadido a la desinformación de los propietarios, que es el hecho de que los gatos se estresan con facilidad en la consulta del veterinario. Por este motivo a veces puede resultar difícil  hacerles esta medición. Esta ansiedad felina puede hacer que los valores de la tensión arterial se vean alterados y aumenten de forma anormal.

Sin embargo, los veterinarios están acostumbrados a realizar esta tarea y saben tratar a los felinos de forma correcta para evitar el estrés. En cualquier caso, el procedimiento es fácil, rápido e indoloro (igual que ocurre en las personas).

Si los valores son altos, el veterinario establecerá la correspondiente terapia  para controlar la hipertensión felina y evitar las consecuencias negativas de esta enfermedad.

A partir de los siete años a todos los gatos se les debe medir la presión sanguínea por lo menos una vez al año. Si tienes cualquier duda o necesitas ampliar la información, ven a vernos, y recuerda que si tienes un gato mayor de siete años, la prevención de la hipertensión felina es muy importante.

especies-veterinarios